“ORIGEN”

 

El origen y la fuerza del cambio

Crítica Smiljan Radic

El origen y la fuerza del cambio

La edición de foros 2016 nos presentó un ciclo de conferencias con el tema “Origen”. Se debatieron, y presentaron, varias teorías por parte de los arquitectos, con reconocimiento internacional. Estas hipótesis nos conducían a pensar sobre el inicio de las cosas, en este caso, de las propias ideas con las cuales nace la arquitectura, los procesos de los proyectos tanto en papel, como de proyectos ya construidos. Es así como empezamos a ver, cuáles son las fuerzas que actúan sobre un proyecto, y desenredamos posiblemente el acertijo que muchos de ellos encierran.

El arquitecto Smiljan Radic de origen chileno, es el último conferenciante que cierra esta sesión de foros 2016 “Origen”. Nacido en la ciudad Santiago de Chile, hoy en día es uno de los arquitectos con mayor reconocimiento de su país, conjuntamente con, Alejandro Aravena, quien es actualmente el ganador del premio Pritzker de arquitectura. Cursó sus estudios en el “Istitutto Universitario di Archittetura de Venezia“, Italia (1990-1992). En 1994 ganó el concurso internacional Platía Eleftería, en Iraklio, Creta. En 1995 conformaría su despacho de arquitectura, para en el año 2000 ganar el concurso para el barrio cívico en Concepción, Chile. En 2014 se le encargo la construcción del pabellón de la “Serpentine Gallery”, lo cual elevo aún más su estatus como arquitecto, otorgándole mucho reconocimiento internacional. Sus proyectos se han presentado en muchas exposiciones alrededor del mundo, en México, Argentina, Noruega, entre otro países, así como también en diversas revistas de arquitectura, como, 2G o A+U.

Radic nos presenta con el apoyo de su trabajo, varias teorías sobre el origen de los proyectos, incluso del origen de las propias ideas. Especialmente nos ejemplifica, estos procesos, con la relación estrecha que tienen, el arte, la pintura y la escultura, así como también la capacidad literaria y narrativa de cada proyecto, siendo esto una de las conjeturas del inicio de sus obras.  Cabe entonces preguntarnos y analizar a través de su trabajo cómo la estética y la filosofía se entrelazan, para generar un proyecto que adquiere una forma particular, y sí este se mantiene fiel a sus principios o no.

 Oscar Niemeyer en el documental “La vida es un soplo”, nos habla, sobre cómo debía escribir sus ideas en papel, para poder creérselas, y comprobar que entonces era factible realizarlas.

“Todo buen edificio es la ilustración de una convicción momentánea y el efecto sobre sus alrededores es civilizador. Ilustrar es civilizar, es dar a entender con la construcción de un imaginario un estado pleno inalcanzable. Las ilustraciones nos ayudan a construir un relato difuso acerca de su objeto. Nos repiten una y otra vez: Ahí está de nuevo… De modo que, al contrario de lo que comúnmente se cree, una ilustración es efectiva si se convierte en la multiplicación de la ficción del objeto, en su memoria, disparando el relato hacia otros escenarios inexplicables a simple vista, como si fuera un hallazgo arqueológico de importancia que altere la historia de manera imprevista… Entonces, como sucede en la pintura de la Torre de Babel de Pieter Brueguel el Viejo, la imagen se adhiere al texto y se transforma en su sombra: respirando su aire, compartiendo su escala, ocupando el mismo recinto, coqueteando con su tiempo por un rato. Lograr ese fragmento de credibilidad es el trabajo de la arquitectura”._ Smiljan Radic[1]

La cita anterior del propio arquitecto, ejemplifica esta idea que remarca sobre la situación de la arquitecta relacionada estrechamente con diferentes artes. La ilustración como la llama él tiene una fuerte sensibilidad, que es lo que nos motiva a los seres humanos a crear. La creación a fin de cuentas no es más que la reinterpretación de muchos elementos que de una forma u otra han llegado a nuestra mente. Cada referencia es útil para motivar a la imaginación y de esta forma encontrar el camino para el diseño de un proyecto. La cuestión es por qué el “origen” en este caso, busca una sensibilidad, qué tiene de importante hasta el punto de lograr un “mejor” o “peor proyecto”.

Richard Sennett sociólogo y filósofo estado unidense, en su libro “el artesano”, explica a detalle la forma que con la que ha variado la forma en la que trabajamos, y sobre todo cuando se trata, de diseño y técnica, cuál es la diferencia de un objeto que está bien realizado pero que además contiene algo que lo vuelve único, y quizá por lo tanto sensible. Su teoría describe las diferencia que existe entre en el comienzo de los diseñadores, o en este caso artesanos, y la comparación con la producción en masa de las grandes industrias en la actualidad. En el pasado existía (e incluso hoy en día) un traspaso de conocimientos entre el aprendiz y el maestro, el taller era el lugar perfecto para convivir y trabajar conjuntamente. Por esto el alumno adquiría un conocimiento que no es factible pasarlo de una forma explícita es decir que, no sé puede pasar con palabras, o teorías técnicas, es un conocimiento implícito, que se adquiere en un proceso diario de trabajo conjunto entre maestro y aprendiz. Así es como de generación se ha pasado durante muchísimos años la información de cómo hacer las cosas “correctamente” y se han dotado de un alma que solo dichos objetos o trabajos pueden tener.

Radic de alguna forma ejemplifica esto cuando nos muestra las ilustraciones, como la del “chico escondido en el pez”, “el chico en el huevo” o toda la historia de “la princesa en su torre” ilustraciones creadas por David Hockney, que no están hechas con una máquina o de forma poco intencionada, por el contrario son imágenes cargadas de fuerza, de algo que las vuelve únicas y potenciadoras para la evolución de una idea que puede volverse realidad en un proyecto. El chico en el pez no tiene parecería nada que ver con arquitectura, y es posiblemente esto lo que nos interesa, al mismo tiempo las ideas pueden ser claras y visibles. Para Radic, está ilustración es un gran ejemplo del origen de las ideas, de la arquitectura el niño se encuentra, en un pez que es su refugio, un espacio reducido, pero que lo protege, existe toda una narrativa detrás de una sola imagen que nos puede otorgar el “origen” de la arquitectura, y que en este caso son fuente de inspiración para Smiljan Radic.

En el proyecto de “BUS-Stop” concurso para diseñar una parada de bus en una pequeña locación en Australia, vemos como precisamente muchos arquitectos con un particular gusto a la escultura, participan entre ellos Radic. El arquitecto pone en puesta la sencilla y minimalista idea que desde el principio, se muestra como una estructura casi totalmente permeable. Pero el efecto que tiene la imagen directamente sobre nuestros pensamientos, es la del soporte de esa gran capa de nieve, sobre una estructura ligera y que da la impresión de no encerrar el espacio, ni  de si quiera contenerlo, fomenta una paradoja entre la creación del espacio y el peso de la arquitectura, que de alguna forma se convierte en toda una narrativa literaria y filosófica. Esta idea es la que genera el proyecto que solo es capaz de concebirla a través del pensamiento y la imaginación, la puesta en práctica de las artes como, la escultura, la pintura o la literatura que nos otorga el conocimiento implícito que tanto se necesita hoy en día en las obras de arquitectura.

En el pabellón Serpentine podemos apreciar otro ejemplo de esta misma práctica que nace como un elemento artístico y que finalmente termina siendo también fiel a su propio desarrollo aquí se puede apreciar claramente que puede existir un cambio, desde el inicio de la idea en papel, hasta la realización constructiva del proyecto. Pero cuando una idea nace de un argumento que es irrebatible como los sentimientos humanos y todo el conocimiento implícito en el arte, que no podemos explicar pero que visualmente es claro, bien hecho y real entonces la idea cambia solo por motivos de fuerza mayor. Incluso el arquitecto Smiljan Radic nos explica como en la maquetación, de la cuál dice ser alguien no muy calificado, existen cambios espontáneos, pero después de un análisis exhaustivo, la idea vuelve prácticamente a su comienzo original. El proyecto que inició como una especie de toroide (termino físico) termina siendo lo que Radic llama una rosca, y una vez en la realidad, se materializas con nuevos elementos que pueden ir más allá incluso del imaginario.

Cuando vemos el proyecto en la realidad se describen cambios necesarios, por la situación del terreno, o por la construcción, que implica realizar el diseño con materiales que sean concordantes con el lugar, o con los problemas que se pueden dar por movilización entre otros. La obra tiene un importante cambio de principio a fin, pero su necesidad intrínseca por tener un corazón, un alma, una idea potenciadora es necesario en cualquier proyecto.

Es así como podemos concluir que las ideas tienen una fuerte relación con los procesos imaginativos más sensibles, y que la arquitectura puede formar parte de ellos puede sensibilizarse hasta tal punto que cuando se origina en ellas, en las ideas propias de la sensibilidad y emoción humana, se vuelven de alguna forma parte de la naturaleza, se convierten en una parte de nosotros. Una vez que ha nacido la idea de proyecto en un origen tan argumentando implícitamente y al mismo tiempo explícitamente, es el mismo proyecto el que quiere seguir siendo el mismo, nos conduce solo por un camino ya trazado, donde los cambios que se generan son anticipados, o casi elegidos, por el mismo proyecto. Es entonces cuando el proyecto tiene vida propia y decide ser quién quiera ser.

Bibliografía

https://es.wikipedia.org/wiki/Smiljan_Radic_Clarke

Richard Sennett “El artesano”

La Vida es un Soplo (Documental Oscar Niemeyer)

Smiljan Radic _ El croquis

 

Fotografías

“Chico en el pez”

http://www.laciudadviva.org/blogs/wp-content/uploads/2014/11/chicoescondidoenunpez2.jpg

Bus STOP Australia

Serpentine Gallery real project

http://uk.archinect.com/features/article/134655300/architecture-at-the-limits-of-instability-an-interview-with-smiljan-radi

Serpentine Gallery

https://es.pinterest.com/ovniae/arquitectura-smiljan-radic/

[1] http://www.elcroquis.es/media/public/img/Magazines/167/CR167_Biografi%CC%81a.pdf

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s